Las tradiciones y las supercherías siempre han acompañado tanto la vida rutinaria como las celebraciones. Naturalmente las bodas no iban a ser menos. Conforme vayamos avanzando con la organización de nuestra boda nos encontramos continuamente con tradiciones, rituales y supersticiones de boda que deberemos tener en consideración. Probablemente habrás escuchado que si te barren los pies te vas a quedar solterona o bien que si se te caen un cuchillo y un tenedor al tiempo, pronto va a haber boda.

Con el paso de los tiempos, y en especial en los últimos días, muchas parejas han ido retando muchas de las supercherías vinculadas a las bodas. Para el post del día de hoy vamos a comprobar ciertas de las supersticiones de boda, conocer la historia detrás de ellas y ver como muchas parejas las han desafiado.

supersticion boda

La novia velada

En el pasado la novia cubría su semblante con el velo desde el instante que entraba a la ceremonia de su boda. Esta costumbre nació en la Antigüedad, cuando muchos de los matrimonios se acordaban entre familias por razones económicas o bien por razones políticas. La pareja no se acostumbraba a conocer y para eludir que el novio la rechazase, las novias se cubrían el semblante hasta el momento en que la liturgia se había finalizado.

Esta superchería en la actualidad se ha transformado en una hermosa tradición donde la novia escoge de qué manera llevar el velo. Llevar la cara velada se ha pasado un tanto de tendencia en los últimos tiempos mas en nuestros días, al parecer, la tradición ha vuelto. He visto muchas novias entrar en la iglesia cubriendo su semblante con un velo compuesto por una tela finísima y transparente. Una novia velada sin ocultar el semblante.

Llevar huevos a Santa Clara

Actualmente se habla de temporada de bodas y se refiere a los meses cuando más bodas se festejan. Mucho debe ver con la estación del año. La época alta de bodas está entre mayo y septiembre y la razón es bastante obvia: menos probabilidades de lluvia.

Las parejas desean gozar su gran día acompañados del buen tiempo, el calor y el sol. Las bodas al aire libre ganan terreno y para ello es preciso que el tiempo acompañe. En España es costumbre llevar doce huevos a las monjas de Santa Clara para solicitarles que haga buen tiempo. Lo raro es que en el pasado la lluvia el día del matrimonio simbolizaba fecundidad y purificación.

¿Y si llueve el día de tu boda? ¡No pasa nada! A los fotógrafos les chifla poder sacar fotografías a la lluvia, las nubes y lo cierto es que salen unas fotografías increíbles. Elije para tu boda un sitio para la celebración donde te ofrezcan un hermoso plan B (ósea, un sitio con interiores tan espectaculares que absolutamente nadie se va a acordar del tiempo).

La maldición de las perlas

Si bien las perlas son una de las joyas que mejor sientan a una novia, la superchería ha hecho que muchas mujeres hayan optado por no lucirlas el día de su boda. Conforme el mito, las perlas simbolizan las propias lágrimas de la novia y llevarlas a lo largo de la boda atrae desdicha cara el matrimonio…

Menos mal que poquito a poco las novias se hacen fuertes y no hacen caso a esta clase de supersticiones de boda. ¡Se una de ellas y opta por llevar pendientes de perlas en tu boda!

supersticiones bodas

En martes ni te cases ni embarques

Un día aciago, que procede del dios de la guerra de la mitología romana. Su nombre era Marte y conforme la creencia ese día de la semana es favorecedor para desgracias y catástrofes. La mayor parte de las parejas se casan un día del fin de semana para poder de esta forma festejarlo al lado de sus familiares, con lo que supongo que es una de las supercherías que no atormenta a muchas parejas.

Las invitadas ni de negro ni de blanco

Una de las reglas básicas para las invitadas es que no deben vestir de negro ni de blanco. Supongo que no es preciso explicaros por qué razón no deben vestir de blanco (o bien tonalidades similares). ¡Este color es reservado para la novia! Y el negro puesto que está vetado porque en el pasado era el tono del luto y como es natural en una boda no deseamos nada que nos recuerda a un instante tan desapacible.

supersticiones boda

El novio no puede ver a la novia

La tradición manda que, el día de la boda, el novio no puede ver a la novia hasta el instante de la liturgia. La razón está muy vinculada con la explicación que hemos visto para las novias veladas en tanto que procede de la temporada en que los enlace se efectuaban por conveniencia y la familia de la novia evitaba que el futuro marido la viese y no pudiese arrepentirse.

¿Conoces el first look? ¡Es la mejor manera de ir a la contra de estas supersticiones de boda! Con el first look los novios deciden reunirse minutos ya antes de la boda para verse con calma y también ir juntos a la liturgia.

Arroz a la salida de la iglesia

Tirar arroz a los novios cuando salen de la iglesia se ha transformado en una tradición y poquísimas parejas se libran de una costumbre que divierte tanto a los invitados. En el pasado se pensaba que el arroz atraía la buena fortuna, la prosperidad y la procreación.

En nuestros días no todas y cada una de las parejas (ni todos los sacerdotes) desean ser recibidos con arroz. Una bonita alternativa son los pétalos de flores o bien las bengalas para bodas.

¿Cómo eres tú con respecto a las supersticiones de boda? Si crees en ellas o bien si has superado las supercherías de una boda como otras parejas, cuéntanoslo.