La emoción y los nervios son parte de una boda en tanto que es un día que hemos ido preparando a lo largo de muchos meses con una ilusión tan grande que es imposible no sentirse conmovida. Sin embargo es esencial respirar hondo y también procurar prevenir esa sensación de agobio que pueden provocar los nervios. ¿No desearás transformarte en Noviazilla el día de tu boda no? Con los consejos para supervisar los nervios antes de la boda deseo asistiros a prepararos emotivamente a fin de que esa sensación de emoción sean nervios positivos y solo se queden en como mariposas en el estomago.

Cómo controlar los nervios antes de la boda

Por experiencia propia aconsejo comenzar a concebir todas y cada una de las acciones para eludir el agobio mínimo un par de semanas ya antes de la boda. Sobre todo si tienes una boda con muchos invitados que vienen del extranjero, porque eso implica recogidas en el aeropuerto, asistirles con el alojamiento, orientarles por la zona, acompañarles a comer/cenar aparte de organizar todos esos pequeños detalles que hay que delimitar a lo largo de los últimos días ya antes de la boda.

nervios boda

Así que si deseas pasar tiempo con tus invitados, debes pensar en tu y marcar unos limites. Tenerlo todo bien organizado es la clave en este caso:

  • Realiza una lista con labores que te quedan por concluir y ve tachando conforme lo vayas completando. Asegúrate de llevar en el bolso una pequeña libreta donde puedes ir descartando las labores, tomar notas y demás.
  • Cuida tu cuerpo y tu mente. Aprovecha los cupones con ofertas para sesiones de spa, masajes y tratamientos de belleza que van a ayudar a relajarte.
  • Toma mucha agua y come sano. Tomar mucha agua te va a ayudar a tener la piel hidratada. Comer sano y supervisar el consumo de café, alcohol y comidas grasas te aportará vitalidad para encarar el sueño.
  • Procura dormir mínimo ocho horas todos y cada uno de los días, sobre todo a lo largo de los últimos siete días ya antes de la boda. Dormir bien es la fórmula para poder encarar todas y cada una de las emociones y estar más relajada y sin nervios antes de la boda.

Controlar los nervios el día de la boda

Lograr estar relajada y eludir el efecto bridezilla hay que trabajarlo a lo largo de las semanas ya antes de la boda. Los consejos comentados previamente te van a ayudar a prepararte y te va a ser considerablemente más simple desentenderte en tu gran día. De noche tómate un baño relajante, enciende unas velas, ponte música y grábate en la cabeza lo siguiente: “ya está todo hecho, algo siempre y en todo momento sale mal conque asúmelo y goza al máximo de tu día”.

nervios de boda

Cuando te despiertas bien sabes que van a venir a maquillarte y a peinarte (os recomiendo mucho que procures a los profesionales que ofrecen servicios a domicilio, no es exactamente lo mismo prepararte en casa que en una peluquería).

Al paso que te arreglas procura rodearte de personas sosegadas. Lo mejor es vestirte en un sitio apacible como un hotel o bien una casa donde no vaya a haber bastantes personas.

Camino a la liturgia, respira hondo dos veces y goza del instante. La llegada de la novia es uno de los instantes más bonitos de una boda. Tú vas a estar brillante conque no deberás preocuparte por nada.
Para tu mayor comodidad ten asignado una persona que te asista con el velo, otra persona que te asista a repartir los regalos de la boda y si bien te puede asombrar, precisarás una persona de confianza que te va a acompañar al baño. Habla con esas personas ya antes de la boda a fin de que pueden estar pendientes y no debas buscarlas tu a ellas.

Para la celebración te invito a preparar unas cuñas cómodas o bien unas bailarinas. Desearás bailar hasta el final. Hasta acá mis consejos para supervisar los nervios antes de la boda. Espero que os hayan sido realmente útiles y espero vuestros comentarios más abajo. Si te ha gustado este post, mira el siguiente sobre supersticiones de boda.