Finca para bodas en Robledillo de la Jara

Finca para bodas en Robledillo de la Jara y  alrededores, te mostramos algo de información acerca del municipio español de  Robledillo de la Jara situado en la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid. Orográficamente se halla en las últimas estribaciones meridionales del Macizo de Ayllón, entre el río Lozoya y su afluente El Riato. Dista 82 kilómetros de la ciudad de Madrid, por la A-1 hasta el kilómetro 59 y desde allí por la M-127. Con 20,35 km² de superficie y 103 habitantes (INE 2014), su densidad de población es de 5,06 hab./km². Por número de habitantes resulta el décimo más pequeño de la Comunidad de Madrid, y por superficie, el trigésimo cuarto menos extenso.

Finca para bodas en Robledillo de la Jara – Lugares de interés
– Taberna-Museo Etnográfico: Situada en la antigua Poco Plaza (hoy calle de la Soledad nº 12), es una casa-vivienda del siglo XIX que ha sido recuperada a finales del XX para Museo Etnográfico y un pequeño bar, sin alterar su estructura rústica original. Incluso los portones de entrada al corral, o patio, son los originales de la casa perfectamente conservados, y su solado, con lajas de piedra de la zona, el tradicional de las viviendas de Robledillo.

– Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol: Edificada en 1893 sobre las ruinas de otra anterior, presenta un cierto aire neomudéjar popular. Tiene una sola nave, portada con arco de medio punto rebajado, torre de espadaña con alojamientos para dos campanas, estructura de madera con tirantes en la techumbre y cubierta con teja árabe. Conserva una pila bautismal y otra de agua bendita, ambas renacentistas. Una de sus fachadas se vino usando para juego de pelota, con prohibición de jugar durante la misa o cualquier otro acto litúrgico, hasta la construcción del moderno frontón de que disfruta hoy el pueblo.Finca para bodas en Robledillo de la Jara ceremonias religiosas.

– Museo de las formas de vida del pasado: Tradicionalmente, en cada pueblo había una tejera, que solía ubicarse en el extrarradio de la población, en un paraje de fácil acceso, arcilloso y cercano a alguna corriente acuífera donde tener a mano todos los ingredientes de las tejas. Cada cierto número de años, se fabricaban las que hicieran falta, siempre teja arabe. Por ejemplo, y según consta en el archivo municipal de Robledillo, el año 1879 se elaboraron en su tejera 24.559 tejas, que habían solicitado los vecinos.

La tejera de Robledillo dejó de funcionar a mediados del Siglo XX cuando, amenazando ruina, no se la reparó porque ya nadie precisaba tejas y terminó hundiéndose. Y tras varias décadas de abandono, a principios del Siglo XXI se rehabilitó para el actual Museo de las Formas de Vida del Pasado, que además de fabricación de tejas muestra otras industrias tradicionales como herrería, jabonería, apicultura, molienda de grano y carbonería.

– Fuente de la Plaza: Las gestiones efectuadas en 1933-34 para traer agua al pueblo desde el manantial de El Hoyo dieron lugar a la subsiguiente ejecución de las obras y la inauguración de la fuente en la plaza principal del pueblo (hoy Plaza de Televisión Española) en 1935. El presupuesto ascendía a 24.944,90 pesetas, en parte a cargo del Estado y el resto a cargo del municipio, que lo aportó “en jornales y materiales puestos a pie de obra, todo ello por prestación personal, único medio administrativo legal de un ayuntamiento pobre para dar cumplimiento a las disposiciones vigentes”. Así consta en el acta de la Junta Municipal del 26/03/1934 que lo aprobó.

– Centro de Interpretación de la Micología: Inaugurado recientemente en un antiguo lavadero público, acondicionado y ampliado, ofrece información a aquellos visitantes que acuden al Valle del Lozoya en busca de setas. Además, programa distintas actividades.

– Presa de El Villar: Fue construida entre 1869 y 1882, tras la demostración de que el Pontón de la Oliva, inaugurado en 1858, no solucionaba el abastecimiento de agua a Madrid. La elección del emplazamiento de la nueva presa, su proyecto y la dirección de las obras corrieron a cargo de los ingenieros Elzeario Boix y José Morer. Fue la primera presa de arco de gravedad construida en Europa y, en su momento, la más alta de España.
– Molino del Riato (ruinas): Para verlo se precisa que el embalse de El Atazar esté menguado, como mínimo, pues a su nivel máximo queda justamente cubierto por el agua. Aún a mediados del siglo XX mantenía una gran actividad, moliendo granos de los pueblos del contorno (Robledillo, Cervera, Berzosa, Serrada, El Atazar e incluso Alpedrete de la Sierra). Junto a él perduran también los restos del puente por el que pasaba el camino de Robledillo a El Atazar. Además de éste, en el río Riato hubo al menos otros dos molinos: uno en el paraje “Molino Viejo” (Robledillo) y otro en el de “Las Vihuelas” (El Atazar).

– Ermita del Villar: Está situada a la altura del Km. 15 de la carretera M-127 y junto a ella. Se trata de los restos de la iglesia del antiguo poblado de El Villar (Madrid), desaparecido no más tarde del siglo XVI. Tras la desaparición del caserío, parece ser que su iglesia fue utilizada como ermita por los feligreses de Robledillo, ignorándose cuándo quedó en ruinas. Hacia 1970, de los dos paredones que le quedaban, perdió uno para dar paso a la carretera M-127. En la actualidad hay allí una placa diciendo, erróneamente, que “fue destruida durante la Guerra Civil”.

Finca para bodas en Robledillo de la Jara y la Comunidad de Madrid.

Artículo obtenido del artículo de Wikipedia Robledillo de la Jara en su versión del 30 de noviembre de 2015, por varios autores bajo laLicencia de Documentación Libre GNU.